El envasado automatizado de toallitas húmedas: ¿Cómo hacerlo más rápido y eficiente?

Envasado automatizado wet wipes

El envasado automatizado de toallitas húmedas ha revolucionado la forma en que se fabrican, manipulan y distribuyen estos productos esenciales. Porque, aunque no lo parezca, estamos hablado de un producto que se empezó a utilizar en la década de 1950, como alternativa más práctica a la limpieza de los bebés, que hasta ese momento se hacía con paños de tela y agua. Una pequeña revolución que facilitó el día a día de muchísimas familias con bebés.

Hoy en día, las toallitas húmedas se usan también para la higiene personal de adultos, especialmente en viajes o fuera del hogar, e incluso se han adaptado sus componentes químicos y texturas para fabricar toallitas para la higiene íntima, para la limpieza doméstica, e incluso hay toallitas diseñadas para limpiar herramientas y equipos industriales, o pantallas de dispositivos.

Ante la amplia adopción que han tenido las toallitas en las últimas décadas, los fabricantes de toallitas húmedas han necesitado optimizar la producción para, por una parte, hacerla más rápida y eficiente, y por otra, para adaptarla a diferentes formatos de envases, por ejemplo, pequeños formatos prácticos para el día a día, o formatos industriales para limpieza profesional.

En este artículo profundizaremos en los diferentes componentes y tecnologías involucradas en el envasado automatizado de wet wipes.

¿Qué entendemos por wet wipes? Origen y particularidades

Como hemos comentado, los paquetes de wet wipes nacieron para la limpieza higiénica de bebés (baby wipes), y poco después su uso se extendió para otros usos de higiene y cuidado personal: papel higiénico, desmaquillante, íntimas, hidratantes, bronceadoras, entre otros. Con el tiempo se han ido ampliando a otro tipo de aplicaciones: limpieza del hogar, automoción, etc.

Como factor común, el material utilizado para la fabricación de toallitas se denomina non-woven (tela no tejida), aunque existen diferentes tipos, calidades e impregnación de líquido dependiendo del uso que se le dé a cada tipo de toallita.

Las particularidades del envasado de toallitas húmedas

Las pilas de toallitas se fabrican a partir de bobinas, con máquinas que se denominan “máquinas converting”. Las pilas de toallitas pueden variar de tamaño y de número de unidades según el modelo de utilidad.

Una vez fabricada la pila de toallitas, esta debe ser envasada de forma estanca y con barrera (que no entre y salga oxígeno del interior del paquete). Para ello se utilizan films complejos, de varias capas y gruesos, que pueden cambiar dependiendo del tipo de producto y velocidad, el envasado se realiza con máquinas flowpack de soldadura hermética, que incorporan cabezales de soldadura transversal prolongada y de alta presión.

Actualmente también se están utilizando máquinas flowpack con dos entradas de paquetes, con el fin de reducir la velocidad de soldadura y poder utilizar films más económicos por composición y menor grosor. La última novedad en este sentido es la soldadura longitudinal y transversal por ultrasonidos, que permite trabajar con films reciclables y de menor grosor, manteniendo la barrera. La máquina flowpack también troquela el film y coloca la etiqueta de apertura, que será la referencia que utilizaremos para la colocación de la tapa.

La tapa se coloca en el paquete con el fin de disponer de un sistema fiable para extraer la toallita de una en una, y que al cerrar la tapa quede una parte de la toallita en el grueso interno de la misma, y que entre la menor cantidad de aire posible para mantener las toallitas húmedas mayor tiempo. La tapa sustituye las etiquetas re-cerrables, que se deterioran con más rapidez y son más difíciles de abrir y cerrar, y son necesarias las dos manos para abrir el paquete, al contrario de los paquetes con tapa, que pueden abrirse con una sola mano.

Maquinaria necesaria para el envasado de toallitas húmedas

Visto el proceso del punto anterior, ¿qué necesitamos para envasar toallitas húmedas?

1. Máquina flowpack

La máquina flowpack envuelve las toallitas húmedas en una película plástica y sella los bordes herméticamente, asegurando de esta manera la frescura y la higiene del producto.

2. Alimentadores de tapas

Su función es alimentar de forma automática las tapas a los aplicadores que colocarán las tapas en el paquete.

2.1 Almacén doble vertical

Es el más sencillo de todos los sistemas, y normalmente siempre se integra en el aplicador de tapas, incluso cuando se incorpora un alimentador automático, para dar soporte puntual. Se basa en dos canalizaciones de chapa con las dimensiones de la tapa, con una apertura para colocar las tapas de forma manual.

2.2 Carrusel rotativo

Es un sistema de carga manual, con múltiples almacenes instalados en un carrusel rotativo, cuando un conjunto de dos almacenes se vacía, se desplaza un paso, y entran dos llenos a la posición del dispositivo empujador, que coloca las tapas en el transportador de banda o empujadores que alimenta el aplicador.

Este sistema permite trabajar de forma fácil con diferentes tipos de tapas, gracias a un sistema de cambio rápido de formato.

2.3 Bulk feeder con robot

El Bulk Feeder con robot es el alimentador de tapas más avanzado disponible en el mercado. Este sistema robótico altamente flexible está diseñado para adaptarse a diferentes geometrías y materiales de tapa. Gracias a la tecnología de visión, el robot recoge las tapas y las coloca de manera ordenada en el transportador que alimenta el aplicador de tapas.

3. Aplicadores de tapas

El aplicador de tapas es una célula robotizada que, mediante un sistema de visión artificial y robots Delta, detecta, encola y posiciona automáticamente las tapas en los paquetes de toallitas húmedas.

4. Encajadora multiformato

La encajadora multiformato permite colocar los productos en diferentes posiciones dentro de cajas ya conformadas. Puede encajar paquetes de toallitas en posición vertical, horizontal o de canto, lo que proporciona una gran flexibilidad en cuanto a formatos de paquetes y configuraciones de productos en las cajas.

El impacto de la sostenibilidad en el sector de wet wipes

Como en prácticamente todos los sectores, hay una tendencia que está influyendo en la producción de las empresas: la adopción de prácticas, procesos y materiales más sostenibles.

En este sector en concreto, las recientes regulaciones imponen a los fabricantes la obligación de adoptar materiales más sostenibles, como el non-woven biodegradable y el plástico reciclable al 100%. Aunque ya existen en el mercado productos biodegradables de non-woven, como el papel higiénico húmedo, es necesario extender esta práctica a otros productos, por ejemplo, los baby wipes. En cuanto al plástico reciclable, se están abordando desafíos relacionados con la estanqueidad.

En el ámbito específico de las tapas, la fabricación de éstas puede realizarse con plástico 100% reciclable, una medida que contribuye significativamente a la reducción de residuos. Además, se están explorando alternativas innovadoras utilizando derivados de materias primas como arroz, trigo y otros cultivos agrícolas.

¿Cuáles son los retos de la automatización del envasado de paquetes de toallitas húmedas?

Además de la implementación de prácticas más sostenibles, otro desafío de la automatización del envasado de toallitas húmedas se centra en la aplicación de tapas, que pueden variar en materiales, formas, tamaños, colores, entre otros aspectos. Estas tapas se pueden clasificar en dos grupos principales:

  • Tapas ovaladas: son las más rápidas de manipular en principio.
  • Tapas cuadradas: su velocidad de manipulación es menor en comparación con las tapas ovaladas.

Esta automatización tiene como función aplicar un cordón de cola caliente en la base de la tapa y, posteriormente, colocarla en la zona del paquete donde está ubicada la etiqueta de apertura para extraer las toallitas húmedas del interior.

El reto específico reside en la precisión al aplicar el cordón de cola caliente en la base de la tapa, con tolerancias muy ajustadas que van desde ±0,5 a ±1,5 mm. Las velocidades de aplicación de tapas varían desde 80 hasta 150 tapas por minuto.

Control de calidad con visión, un factor esencial en el envasado de wet wipes

Por otra parte, el envasado de toallitas húmedas debe seguir lidiando con los retos tradicionales, para evitar los problemas más comunes. Por suerte, los sistemas de visión integrados en el aplicador de tapas garantizan una calidad óptima de los paquetes de toallitas, detectando y permitiendo corregir a tiempo los defectos más comunes:

  • Paquete sin tapa.
  • Paquete con tapa mal colocada, ya sea vertical u horizontalmente.
  • Paquete con tapa desalineada.
  • Paquete con tapa mal orientada.



En resumen, el envasado automatizado de toallitas húmedas enfrenta retos significativos tanto en el presente como en el futuro, sobre todo en las áreas de sostenibilidad, eficiencia y personalización. En este sentido, será crucial la integración de tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial y la robótica en la maquinaria de envasado.